Los grandes avances en la investigación científica acerca del desarrollo y el aprendizaje, sobre todo a partir de estudios tan importantes como la neurociencia a desde los años 80, han dado por resultado el conocimiento del proceso de desarrollo y las características de lo que ha sido uno de los misterios más importantes, el funcionamiento del cerebro humano.

Ahora tenemos claro que no es más inteligente quien tiene más neuronas, sino quién saca provecho de cada experiencia, creando así un mayor número de conexiones neuronales que pueden generarse con actividades diversas que se convierten en estimulantes del tejido neurológico.

En los niñ@s pequeños, la tarea de educar en tiempos en que competimos por su atención con las pantallas, debemos ser conscientes de que cada actividad que enfrentemos con ell@s va a estimular indudablemente su desarrollo, mismo que incluye la afectividad, la capacidad de enfrentar y resolver problemas y por supuesto el desarrollo motor.

Tomar en serio nuestro compromiso como orientadores y madres/padres nos aportará la tranquilidad de saber que cada día podemos disfrutar de su compañía y sorprendernos con sus logros.

Aquí tienes una serie de actividades que pueden ser además de divertidas, absolutamente enriquecedoras en la relación con tu hij@:

  • Dé a su hij@ seguridad, bríndele un ambiente comprensivo y estimulante pero no caiga en la debilidad, l@s niñ@s también necesitan saber que en ocasiones no se puede lograr lo que se desea sencillamente con pedirlo.
  • Cumpla la promesa que le haga
  • Haga tratos, pero no otorgue primero el premio antes de que cumpla la/él niñ@ con su parte.
  • Procure evitar dar premios materiales, indúzcal@ a disfrutar igualmente de un platillo especial o bien de una actividad compartida con la familia
  • Mamá y papá son muy importantes, ninguno debe tener más autoridad o responsabilidad.
  • Mamá y papá deben respetar lo que el otro ha decidido sobre premios o castigos, nunca debemos permitir que los niños presencien desacuerdos respecto a la decisión que mamá o papá ha tomado.
  • Escúchelo con atención y háblele normalmente.
  • Responda a sus preguntas de manera sencilla y clara, asegúrese de qué es lo que la/el niñ@ quiere saber y si requiere que realice alguna tarea asegúrese de que ha comprendido las instrucciones preguntándole que es lo que va a hacer antes de que inicie la acción, esto le hará sentir segur@ y evitará malentendidos.
  • Bríndele la oportunidad de expresarse con diversos materiales como plastilina, acuarelas, ceras, barro, etc. aliéntelo a hacerlo y comparta con él esta experiencia.
  • Corra, salte, juegue a la pelota, gatee, arrástrese con su hij@, ella/él se sentirá muy bien y cubrirá un aspecto muy importante del desarrollo, asimismo usted descubrirá las inmensas posibilidades de comunicación que se abrirán en cuanto Ud. entre a su mundo sin esperar que la/el pequeñ@ entre al de los adultos.
  • Reduzca el tiempo que permanece viendo televisión, teléfono o redes sociales, llevar a cabo actividades sencillas como lanzar y atrapar objetos de diversos pesos, formas y tamaños le será mucho más estimulante.
  • Cuéntele historias, inventadas o leídas y pídale que se las cuente al día siguiente, o bien deje que él invente para Ud. algún cuento o historia; hacer esto antes de dormir lograra que su hij@ identifique un tiempo para ella/él y por supuesto un lugar especial en la familia y en el mundo.
  • Permítale que clasifique y organice las compras.
  • Otórguele responsabilidad para con sus pertenencias y para el bienestar familiar esto le hará sentir importante y permitirá que adquiera el concepto de cooperación, respeto y aceptación.
  • Invítel@ a cantar o a bailar con música adecuada a su edad y hágalo con ella/él, esto le ayuda a desarrollar el gusto por la música el ritmo, el lenguaje y el movimiento.
  • Hágale preguntas acerca de sus gustos y actividades.
  • Pídale que observe un espacio específico y posteriormente pregunte acerca de lo que vio.
  • Dé el nombre correcto a las partes del cuerpo y háblele de la importancia que cada parte tiene, la/él niñ@ aprenderá y podrá aceptarse y quererse a sí mism@.

El involucrarnos directamente en el desarrollo de los niños no es una tarea de los profesores únicamente, es principalmente de nosotros como padres, esto nos dará la oportunidad de educar niños sanos, seguros de sí mismos, capaces de volar con sus propias alas.

NOTA: Foto de Familia creada por senivpetro – www.freepik.es