Desarrollo y aprendizaje

El desarrollo de las diversas estructuras cerebrales que sustentarán las capacidades de adaptación y aprendizaje inicia desde el vientre materno y continúa evolucionando de forma intensa los primeros años, para continuar madurando hasta bien avanzada la adolescencia.

En este desarrollo se sostienen los diversos procesos de aprendizaje y pensamiento que pueden, en ciertas ocasiones verse interferidos, inmaduros o bien incompletos entorpeciendo el desempeño de los niños durante la etapa escolar.

Dificultades tales como inmadurez neurológica, TDA, TDAH, Disfunción cerebral mínima, dislexia y problemas en la estructuración de la lectoescritura y el cálculo, es posible abordarlos obteniendo resultados fiables y contundentes a través de la estimulación cognitiva partiendo del principio de neuro plasticidad cerebral.