Funciones ejecutivas

La estimulación de las Funciones Ejecutivas nos permite centrar el ejercicio terapéutico en actividades esenciales del cerebro, tales como Atención, Control de impulsos, Comprensión del lenguaje, Organización, Planeación y Logro de objetivos, Memoria, etc.

L@s niñ@s que presentan dificultades de Atención (TDA y TDAH), Comprensión Lectora, Terminación de tareas, Organización, Inmadurez Neurológica, por ejemplo, pueden lograr notables avances gracias a la estimulación de las Funciones Ejecutivas, acompañada, claro está del resto de aspectos que conforman el desarrollo infantil.